Translate

domingo, 26 de marzo de 2017

Verona, la ciudad del amor

Día 2

Segundo día en "la Itaalia" y amanecemos con lo que viene siendo una resaca de cojones, pero oye no había ido a dormir así que duchita fría para reponerse y al coche rumbo a Verona.

Me hacía gracia visitarla por la historia de Romeo y Julieta de Shakespeare, donde Verona es el escenario donde vive Julieta y el balcón de su casa el más famoso de todos los tiempos.

Verona ha sido considerada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad, debido a la importancia y el valor de sus edificios históricos. Según la Unesco, representa un «ejemplo sobresaliente de una fortaleza militar», destacando que «ha conservado un destacado número de monumentos de la antigüedad, de los periodos medieval y renacentista».

Los puentes de Verona anteriores a la Segunda Guerra Mundial se reconstruyeron al finalizar ésta, dos de ellos con material original recogido del lecho del río y de los alrededores.





Fue larga y laboriosa la reconstrucción del puente romano que duró cerca de veinte años. La historia de Verona está ligada a la relación de la ciudad con el río, característica ésta que comparte con algunas de las ciudades más antiguas.

Una de los sitios imprescindibles para visitar Verona es su Arena, un impresionante anfiteatro romano conocido por las producciones de ópera que se realizan en él.


El edificio fue construido en el año 30 de la Era Actual en un lugar que entonces estaba fuera de las murallas de la ciudad.
Los ludii (espectáculos y juegos) que se escenificaban en él eran tan famosos que los espectadores solían ir desde muchos otros lugares, a veces muy distantes.


 El anfiteatro tiene una capacidad para 30 000 espectadores.


No muy lejos de aquí se llega al siguiente punto fuerte de la ciudad, la Casa de Julieta.


Primero se atraviesa un pequeño túnel en cual es costumbre plasmar el amor a tu pareja con un corazón, ilegible entre tantísimos. 
También se dejan mensajes de amor escritos en papelitos, y son tantos que el ayuntamiento debe retirarlos dos veces al año, en San Valentín y el 17 de septiembre, fecha del cumpleaños de Julieta.


Finalmente se llega al patio de la casa y a su famoso balcón, escenario de famosas palabras de amor entre estos dos jóvenes.


Debajo del balcón se encuentra una estatua de bronce que representa a Julieta, y según dice la leyenda el que le toque el pecho derecho encontrará el verdadero amor.

Así que a tocarle la teta a Julieta que no cuesta nada y quien sabe...


La visita por la city había estado bien, pero teníamos que conducir unos kilómetros hasta el siguiente destino, el famoso Villa Fenaroli Palace Hotel.


Nos acomodamos y nunca mejor dicho porque aquello era un auténtico palacio, y cenamos, como no, unas focaccias con prosciutto acompañadas de unos spritzs.


Día anterior                                                                                                                         Día siguiente

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada